Preview Mode Links will not work in preview mode

Update Medic


Jun 30, 2018

Las patologías relacionadas con la diabetes mas frecuentes en los diferentes servicios de urgencias son: la hipoglicemia, la hiperglicemia y la cetoacidosis diabética. HIPOGLICEMIA valores menores a 60 mg/dl. Este síndrome clínico es considerado como una urgencia peligrosa... Como ayuda diagnóstica encontraremos los siguientes Signos y síntomas: Adrenergicos y Neurológicos. Si es que la glicemia desciende rápido predominaran los signos adrenergicos como por ejemplo: surodacion excesiva (diaforesis), palpitaciones, encontraremos un paciente ansioso, con temblores y con hambre; estos síntomas pueden ser emascarados por tratamientos con betabloqueadores y/o neuropatias (afecciones al SN) Si la baja de la glicemia es en forma paulatina encontraremos signos neurológicos como por ejemplo: trastornos en la conducta, agresividad, confusión, focalidad neurológica (Sd. Encefálico Paresia; Sd. Medular Paraplegia), somnolencia; convulsiones, coma. Podrían ser confundidos con OH y/o ACV. HIPERGLICEMIA AISLADA Podemos hablar de hiperglicemia si encontramos en los pacientes glicemias sobre 200 mg/dl ya sea HGT o sangre venosa, (cuando no existan otras patologías metabólicas asociadas). Si el paciente no es diabético y es menor de 40 años podríamos pensar en una DM tipo I de debut; si el paciente es mayor de 40 años y ademas es obeso podríamos sospechar en una DM tipo II Si el paciente es un diabético ya diagnosticado, buscaremos las causas como por ejemplo: infecciones, tratamientos con corticoides, no se este tomando los hipoglicemiantes o no se esta inyectando la insulina como corresponde. En el box de urgencia administraremos 500 cc de SF con 10 UI de insulina rápida. Despues se ajustara el tratamiento para el alta: CETOACIDOSIS DIABETICA Pone en riesgo la vida, por lo tanto es un estado grave; generalmente ocurre en pacientes con DM. El organismo no puede usar la glucosa ya se por que no existe o es insuficiente, entonces se utiliza la grasa; la cual al descomponerse para producir energía acumula químicos como la cetona. La cetona se acumula en la sangre y la orina; en niveles altos estas acetonas son tóxicas produciendo la cetoacidosis diabetica. La cetoacidosis diabética ocurre con hipoglicemias mayores a 300 mg/dl y generalmente en pacientes insulinodependientes. Esta puede ocurrir de inicio progresivo en pocas horas o varios días. Si el paciente no es diabético pudiese ser el 1er signo de una DM tipo I. Si el paciente es diabético puede ocurrir por: infecciones, trasgresiones alimentarias, errores en la administración de insulina (mala técnica o menos dosis de lo indicado); tratamiento con corticoides, problemas vasculares (ACV-IAM), fracturas, hemorragias (shock hipovolemico). Grave: pH <7,0,HCO3 <10 mEq/L, estupor/coma Moderada: pH 7.0-7,24, HCO3 10-15 mEq/L, alerta/obnubilado Leve: pH 7,25-7,3, HCO3 15-18 mEq/L, alerta.
El ph de la sangre actúa directamente con la respuesta ventilatoria
si nos encontramos en hipocapnia producira alcalosis respiratoria lo cual conllevará a hiperventilación (trastornos ventilatorios) El tratamiento va enfocado principalmente a la Hidratación: Iniciar solución de f, 1000 cc en primera hora. - Continuar con 1000 cc cada 2-3 h, según respuesta clínica (monitoreo horario de PA, débito urinario, estado de conciencia y perfusión tisular). Con glicemia de 200 mg/dl, cambiar a solución glucosada al 5%. - Insulinoterapia: Insulina cristalina vía EV. - Iniciar bolo EV de 0,1 U/kg. Continuar con infusión de 0,1 U/kg/h hasta lograr glicemia de 200 mg/dl. Luego disminuir a 0,02-0,05 U/kg/h con el fin de mantener glicemia entre 150 y 200 mg/dl hasta resolución de la cetoacidosis.